Tarta de queso y fresas, mi receta

Compartir esta entrada
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Índice de la entrada

Menos calórica y sorprendentemente deliciosa

Ya sabéis que no soy de poner muchos postres. La incomprensible acepción postre saludable, es un oxímoron. Es decir, dos conceptos que al juntarlos se contradicen. Lo que todos entendemos como postre (quitado de la macedonia sin azúcar), responde a una preparación sobreendulzada e hipercalórica que busca una satisfacción inmediata. Una experiencia para los sentidos. Está bien tomarlo muy de vez en cuando, pero da igual los malabares que hagamos con sus ingredientes, saludable no es.

No obstante hay quien quiere tomarlos todos los días y además quiere creer que equivalen a comer canónigos y alcachofas. Y así es como nace la industria del postre fitness.

Personalmente, creo que facilitar a la gente un sinfín de recetas que les provoca el continuar siendo unos yonkis del sabor dulce, no me parece una buena idea en los tiempos que corren.

Todas estas preparaciones tienen el mismo denominador común. Continúan siendo muy dulces. Ya sea porque se endulzan artificialmente (edulcorantes) o echándoles miel, panela o kilos de dátiles triturados (lo cual no deja de ser azúcar). El vivir enganchado al sabor dulce, nos predispone a necesitar siempre alimentos con mucho sabor, poco aconsejables.

No obstante una paciente me hizo reflexionar hace unos días; “oye Nico, pero si me hago un postre menos calórico y lo tomo con la misma frecuencia, es decir a las mil, que la receta convencional, ¿no será mejor?”… “Bueno, probablemente no esté tan bueno, pero menos malsano sí que va a ser”, contesté pensativo.

Os pongo en antecedentes, para que entendáis que esta receta de tarta de queso que os facilito aquí, el hecho de que os la dé un nutricionista, no la convierte en algo sano y aconsejable para tomar cada día. Por muy recortadas que estén las calorías. Es cierto que es más proteica, también lo es que tiene mucha menos grasa y la una tercera parte de azúcar. Pero no deja de ser algo poco aconsejable para tomar como costumbre.

Aclarado esto os paso a nombrar los ingredientes de mi receta particular, que por cierto, está buenísima. Es una adaptación inventada por mí pero inspirada en la de la página de instagram, @micocinamisreglas, donde los postres son postres (sin tonterías).

Algunos de los ingredientes utilizados.

Ingredientes:

  • 200 g de fresas
  • 2 tarrinas de queso untable light, Aldi (ver foto)
  • 1 tarrina de queso fresco cremoso Milbona (ver foto)
  • 4 huevos enteros
  • Medio paquete de galletas maría integral (foto)
  • 4 Cucharadas soperas de aceite de coco virgen
  • Una cucharita de esencia de vainilla
  • Mermelada de fresas
  • 1 cucharada sopera (no colmada) de harina.
  • 90 g de azúcar (no, no es tóxica)
  • Media cucharada sopera de sacarina liquida (no, no es cancerígena)

Preparación:

  1. Precalientas horno a 210.
  2. Forras un molde redondo (el mío es de 24 cm) con papel de horno y lo humedeces con agua.
  3. Tituras las galletas y las mezclas con el aceite de coco. Prensas la pasta de galleta y coco en el fondo del molde. Uniforme.
  4. Mezclas bien todos los ingredientes, menos aceite de coco y galletas. Hasta que sea una crema.
  5. Echas en el molde sobre la base de galletas la mezcla de ingredientes.
  6. Metes en horno (lo bajas a 200) y lo dejas 30-35 minutos.
  7. Sacas y dejas enfriar.
  8. Por último cubres con la mermelada que quieras (yo le puse poca) y encima las medias fresas, bien lavadas previamente.
  9. A enfriar a la nevera. Cuanto más tiempo esté más rica queda.
Sorprendentemente deliciosa.

Suscríbete al boletín

A continuación dispone de la información básica sobre protección de datos. Puede consultar la información adicional sobre protección de datos en nuestra página web.

  • Responsable del Tratamiento: Nico haros
  • Finalidad: Atender y dar respuesta a su petición o consulta y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la misma.
  • Base jurídica: El consentimiento inequívoco al ponerse en contacto con nosotros y facilitarnos sus datos para tal fin, pudiendo también ser el interés legítimo o la necesidad para gestionar una relación contractual o medidas precontractuales.
  • Destinatarios: No cedemos sus datos a terceros. 

Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento, portabilidad poniéndose en contacto con nosotros en: privacidad@nicoharos.com o en la forma en que se indica en nuestra política de protección de datos

Otras entradas
PESADILLA ANTES DE NAVIDAD

Suena el despertador. Te despiertas asfixiado en un charco de sudor. Te cuesta respirar, te sientes mareado. Algo no va bien. Miras el reloj: siete

Llámame
Consulta